CUANDO SE PRODUCE EL THC | kannabia

para evitar el estrés ambiental, como los depredadores, y puede que también lo use para protegerse de los niveles elevados de luz UVB. Una teoría sobre el incremento de THC al madurar dice que a la plan­ta le resulta costoso producir el THC. Para fabricar este protector, la planta tiene que emplear energía y recursos. Cuando la planta es joven, no ha invertido mucho en el crecimiento o en la reproducción. A medida que crece de manera vegetativa, aumenta gradualmente el porcentaje de THC en las hojas y el tallo. Cuando empieza a florecer, es decir, se ocupa de la reproducción, aumenta la producción de THC. A estas alturas, la planta tiene una inversión mayor tanto en su su­pervivencia como en la de su especie, por lo que gasta más energía en protegerse a sí misma. Cuando se poliniza, y las semillas empiezan a crecer, gasta una buena cantidad de energía para desarrollar glándu­las en la vegetación que rodea la vaina de la semilla para protegerla. El cogollo semillado tiene la mayor concentración de glándulas cargadas de THC. La flor sinsemilla, el cogollo sin polinizar, también es muy valiosa para la planta porque busca el polen en el aire, y es capaz de producir semillas si conecta con polen. Esta zona de la planta también está muy protegida con las glándulas cargadas de THC.

El cogollo con semillas produce menos vegetación usable que el que no las tiene. También es más dificultoso preparar el cogollo semillado para su uso, ya que las semillas han de separarse. Durante este proceso, se pierden muchas de las glándulas en el aire; otras se pegan a las manos o a los útiles de separación. Otro problema es que las semillas pasadas por alto acabarán produciendo un humo aceitoso y desagradable.


Previous Next