Frisian Dew - Exterior | kannabia

para exterior, y Dutch Passion ha expandido recientemente su surtido de exterior con cuatro variedades nuevas y excitantes: Taiga, Tundra, Pamir Gold y Snow Bud. Otra de las variedades recientes para exterior de Dutch Passion, Frisian Dew, fue lanzada en 2008. Se trata de un cruce Indica/Sativa al 50% de dos variedades legendarias holandesas, Super Skunk y la propia Purple Star de Dutch Passion, que se logró después de tres años seleccionando clones. En su primer año de presencia en el mercado, Frisian Dew ya fue galardonada al resultar ganadora de la categoría de exterior de la Highlife Cup 2008. Dutch Passion afirma que Frisian Dew es la variedad de exterior más hermosa que jamás hayan encontrado: "Hemos producido muchos híbridos Skunk/Purple durante los últimos 20 años, pero nunca habíamos visto nada tan bueno como este híbrido." Dutch Passion promete un rendimiento alto, una buena proporción de tallo por hoja (sólo pocas hojas) y una resistencia muy elevada, así como un sabor agradable y mucha potencia. Frisian Dew ya está lista durante la primera semana de octubre, tardando 7-8 semanas en florecer.

El cultivador alemán Hi-Five consigue su propio suministro de marihuana gracias al cultivo orgánico de exterior, por lo que depende de variedades feminizadas fiables y de alta calidad para exterior. Con Dutch Passion, siembre ha tenido experiencias positivas. Veamos cómo le fue el año pasado, cuando cultivó una cama llena de plantas feminizadas de Frisian Dew. Hi-Five suele cultivar sus plantas de marihuana en un lecho de su jardín con orientación sur (cerca de una pared del jardín), donde también crecen dos manzanos pequeños. El muro es lo bastante alto como para proteger las plantas de los vecinos curiosos, y también de los daños causados por las tormentas. Los dos pequeños manzanos también tienen una función protectora, ya que tanto las lluvias fuertes como el granizo se los llevan en parte los árboles, haciendo que no caigan con tanta fuerza sobre las plantas. Las copas de los manzanos no son muy densas, sino bastante abiertas, de forma que pasa bastante luz hasta las plantas. A principios de febrero, Hi-Five preparó la tierra del bancal con su propio compost del año anterior, añadiendo un 50% de este "oro terrenal" a la tierra existente. El compost es una bendición para todo tipo de plantas. Mejora la actividad biológica de la tierra, optimiza la estructura del suelo aireándola y dándole más capacidad para retener

agua, y proporciona muchos nutrientes orgánicos que pueden ser absorbidos por las plantas poco a poco, sin riesgo de sobrefertilización. Aparte del compost, Hi-Five mezcló un 10% de raspaduras de cuerno (una fuente excelente de nitrógeno orgánico) y otro 10% de polvo de granito con la tierra. El polvo de granito contiene una buena parte de caliza, potasio, magnesio y diversos oligoelementos, todo lo cual va liberándose lentamente. Hi-Five cabó todo el lecho a fondo y lo dejó reposar hasta que el cultivo diera comienzo en mayo.

Se figuró que, probablemente, serían suficientes cinco plantas de Frisian Dew para su terreno de 1,5 x 6 metros. Hi-Five no quería aprovechar toda la temporada ya que, de lo contrario, las plantas se harían demasiado grandes. Podría haber empezado el cultivo a principios de abril, pero esperó hasta mayo. Entonces, sembró cinco semillas feminizadas de Frisian Dew en tacos Jiffy, y dentro de un mini-invernadero con calefacción. Todas germinaron muy bien en un par de días, y se pasaron al alféizar de una ventana que daba al sur. Dos semanas y media después de la germinación, Hi-Five empezó a aclimatar las plantas al exterior de manera gradual, endureciéndolas mediante una exposición un poco más larga cada día a la luz del sol y a la frialdad de la noche. Este procedimiento también ayudó a que las plantas desarrollaran tallos más sólidos; la lignificación avanzó deprisa a causa del viento. A principios de junio, Hi-Five plantó las cinco plantas de Frisian Dew en el trozo de terreno que tenía preparado en el jardín desde febrero.

Las plantas de Frisian Dew crecieron muy bien. Gracias al alto contenido en nutrientes de la tierra, y a la capacidad de ésta para retener agua, Hi-Five no tuvo que regar ni fertilizar las plantas durante los dos primeros meses, pudiendo dejar que reinara la madre naturaleza. El verano avanzó y, a finales de julio, las plantas feminizadas de Frisian Dew revelaron su género: todas eran hembra. Hi-Five fue observando felizmente cómo prosperaban las glándulas de resina en todas las plantas al despuntar la floración, durante el transcurso de agosto. Al principio de la fase de floración, empezó a abonar sus plantas con un fertilizante orgánico, "Bio Bloom", de BioBizz (N-P-K = 2,0-6,0-3,5) una vez a la semana. Las plantas se pusieron muy resinosas (gracias a la influencia obvia de la poderosa genética Super Skunk); de hecho, eran las plantas de exterior más resinosas que Hi-Five había tenido. Puede que el "techo de manzano verde", que protegía ampliamente las plantas de la lluvia fuerte, hubiera contribuido al contenido extraordinario de resina, evitando que fueran arrastradas las glándulas de resina de los cogollos. Ninguna de las cinco plantas de Frisian Dew produjo flores masculinas, siendo 100% femeninas, así que pasaron la prueba de feminizadas con nota. Y con notas de color, ya que dos de las plantas produjeron unos estupendos cogollos morados, debido a la genética de Purple Star presente en Frisian Dew. Otro resultado muy positivo fue que el moho no constituyó ningún problema: las cinco plantas de Frisian Dew exhibían cogollos sinsemilla de alta calidad completamente sanos al finalizar. Lo cual sucedió de manera uniforme en las cinco plantas a principios de octubre.

Hi-Five quedó bastante satisfecho del rendimiento; sacó medio kilo de cogollos de sus plantas. Aunque esto no era demasiado para una planta de exterior en general, hay que tener en cuenta que las plantas de Frisian Dew fueron sembradas tarde, teniendo un periodo vegetativo relativamente corto y un aporte de luz ligeramente reducido (debido a los manzanos que las cubrían). Pero la potencia era asombrosa, y reflejaba ambos lados del espectro genético, con una subida tipo Sativa (al principio) y un efecto aturdido tipo Indica (después). La potencia de Frisian Dew puede competir fácilmente con la de los cogollos fuertes de interior, ya que tiene una calidad de exterior realmente excepcional. Lo mismo puede decirse del magnífico sabor orgánico, que era bastante suave y dulce pero también tenía un acento especiado y terroso de exterior. Además, Hi-Five pudo elaborar un fino hachís orgánico a partir de la materia vegetal tan resinosa que se acumuló durante la cosecha. Este hachís de Frisian Dew era increíblemente delicioso y potente, y dejaba fuera de combate a Hi-Five durante horas.

Frisian Drew es, sin duda, otra variedad campeona de exterior de Dutch Passion con una potencia remarcable. Las semillas feminizadas de Frisian Dew están disponibles en unidades de cinco o diez semillas.


Previous Next