El monstruo de las mil cabezas - ENTRENAMIENTO DE ALTO EXTRÉS | kannabia

más evidentes para aplicara medida que le planta se desarrolla durante su fase vegetativa.

Objetivos

A partir de una planta con varias ra­mas laterales ya desarrolladas o lue­go de combinar una serie de El monstruo de las mil cabezas 00 podas iniciales que moldean la forma de ésta para que ramifique, se aplican quiebres suaves en las ramas, tratan­do de afectar únicamente su estruc­tura interna (formada por el xilema. el floema y el cambium. encargados del transporte de agua, nutrientes y hormonas). De este modo, se quie­bra hormonalmente el crecimien­to apical de la planta, en el que toda la energia de desarrollo se concentra en la punta de la planta y futuro cogollo central, para redireccionar las hormonas de crecimiento a zo­nas más bajas y estimular un desa­rrollo más parejo.

Además, se comienza a diseñar con estos quiebres la estructura de la planta, haciéndola más baja y dán­dole forma de arbusto. Al aplicar los quiebres, las ramas y el tronco se for­talecen, haciendo que todo el siste­ma de soporte sea más fuerte para resistir el viento y la lluvia. El sostén será necesario también para soportar el peso de los cogollos, ya que como resultado se obtie­nen racimos flora­les en cada una de las ramas desarro­lladas de un tamaňo un poco menor al que hubiera te­nido un único cogo­llo central, pero con una mayor produc­ción total por planta que si no se hu­biese aplicado la técnica.

Dominancia apical

Para comprender esa maximización de la cosecha hay que comenzar por saber que la planta de cannabis crece principalmente bajo to que en botáni­ca se denomina "dominancia apical", es decir, que el mayor crecimiento se da en la punta de cada rama yen el tallo central. Este tipo de desarrollo es producido por una acumulación de hormonas de crecimiento en la par­te superior de la planta, lo que a su vez ralentiza el crecimiento de las ra­mas secundarias.

La dominancia apical es la res­ponsable de que tac ramas y cogo­llos que se encuentran por debajo del cogollo central sean de menor ta­maňo y tengan un desarrollo menor. Esta dominancia se encuentra regu­lada por dos tipos de hormonas: las auxinas, ubicadas casi en su totalidad en el tope de la planta para fomen­tar su desarrollo api­cal, y las El monstruo de las mil cabezas 01 citoquininas, que se encuentran mayoritariamente en la parte inferior de la misma y en las raí­ces, y promueven la división celular, el de-

sarrollo de los nuevos brotes y la ra­mificación lateral. Así, gran parte de la fuerza de desarrollo se encuentra concentrada en la yema o brote su­perior, ubicando una gran concen­tración de hormonas de crecimiento en lo que luego será el cogollo cen­tral y moderando el desarrollo en las ramas laterales.

Muchas plantas mantienen el mis­mo tipo de dominancia: árboles fruta­les como el de manzana y el durazno, o florales como el girasol, conservan un crecimiento en el que las auxinas también se concentran en la parte superior. desarrollando, en ese caso, una sola flor.

Sin embargo, esta dominancia puede ser interferida, como fue des­cubierto par los científicos Kenneth Thimann y Folke Skoog. Las auxi­nas y las citoquinas son trasloca- toles y pueden moverse de un lugar otro de la planta de manera

natural pero también forzada, si se interfiere ta dominancia apical al suprimir yema superior. Es por eso que m chante podas o entrenamientos i tensivos como el supercropping altera la proporción de auxinas respecto a ta de citoquininas y se gen una redistribución de hormonas q fomenta un desarrollo equitativo todas las puntas florales.

Cropping, supercropping LST

Mientras que en el cropping se quiebra el tallo principal o la rama que quiere bajar, el supercropping con­siste en el quiebre masivo de todo sector de ramas. Ambos actúan la misma manera que el LST (Low Stress Training" o técnica de estrés reducido), donde se procede a bier el tallo principal bajándolo un ángulo de 90° por medio de ataduras, lo que genera cambios hormonales que hacen que las auxinas instruyan a los pequeños brotes terales a elevarse en busca de la y potenciar su desarrollo. Por eso la técnica de supercropping tambien se la conoce como entrenamiento de alto estrés, el paso siguiente y un poco más agresivo que el entre­namiento de bajo estrés (LST), en el cual no hay daňo físico visible en los tejidos. salvo a nivel microscópico. A diferencia del LST, en el super-cropping no hace falta atar las ramas con cuerdas o precintos. evitando los riesgos que esta técnica conlleva: muchas veces al continuar su de­sarrollo los tallos se engrosan y la atadura genera un torniquete que disminuye el paso de agua y de nutrientes por la rama: en otras ocasio­nes el anclaje se entierra en el tallo. produciendo heridas que permite la entrada de virus, bacterias u hongos. Sin embargo, si los quiebres no son hechos con cuidado, hay posibilida­des de dejar el tejido expuesto, algo que no ocurre con el LST.

Si bien la aplicacton del super-cropping es más fácil y veloz que la del LST, la recuperación de la plan­ta es más lenta.

Ambos métodos de­ben ser aplicados con cuidado: en el LST puede haber riesgo de quiebre de tallo si éste es muy rigido yen el supercropping pueden quedar he­ridas abiertas, (que pueden ser cu­biertas para luego cicatrizar) o, en casos extremos, se puede terminar con la rama en ta mano, separada por completo de la planta.

Momento de quiebre

E supercropping se aplica durante el periodo vegetativo para reducir la altura de las plantas, realizando va­rios quiebres en las ramas superio­res. También sirve para permitir que más luz llegue al interior, generando una planta con una estructura como de "mesa de pool": baja, plana y verde. Además, al realizar los quiebres en los tallos se ve afectado el cámbium, tejido interno que divide el tejido vas cular de ta corteza. que al reparar­se se hace más resistente. El tejido vascular se engrosa, permitiendo un mayor caudal para el transporte de agua y nutrientes, lo queda como re­sultado un mejor sostén para los fu­turos cogollos, con vasos vasculares más amplios.

El supercropping puede aplicarse durante la floración si las plantas se estiraron demasiado en su ultimo tra­mo de crecimiento y se acercan peli­grosamente a las lámparas en interior o a las miradas de los vecinos en ex­terior. aunque cualquier tipo de estrés en esta etapa produce demorasen la floración y mayor posibilidad de desa­rrollo de flores macho. Las ramas d- las plantasen floración generalmente tienen una estructura más rígida, por lo que habrá que tener especial cui­dado al realizar los quiebres ya que pueden fracturarse por completo.


Previous Next