Sistemas hidropónicos activos | kannabia

co categorías:

  1. Cultivo en agua (Deep Water Culture, DWC)
  2. Goteo
  3. Flujo y reflujo
  4. Película nutriente
  5. Sistemas aeropónicos

En esta sección, cubriremos las tres primeras técnicas.

Las unidades de los sistemas de depósito o de mecha pueden Sistemas hidroponicos activos 01 convertirse en sistemas activos añadiendo una bomba, tuberías, emisores de goteo y elementos opcionales como un depósito adicional.

Por ejemplo, tenemos un sistema de depósito que consiste en una bandeja de 122 x 122 cm para horticultura, la cual contiene macetas de 20 cm de altura llenas de bolas de arlita. Las plantas van bien, pero contar con una corriente constante de agua y nutrientes aumentará el ritmo de crecimiento.

Dentro del depósito, se colocan bombas sumergibles pequeñas conectadas a las tuberías, una por cada contenedor. Cada tubo envía una pequeña corriente de agua hacia la parte superior del contenedor, la cual se desliza entre las bolas de arcilla, aportando una gran cantidad de oxígeno. La redundancia de sistemas, el de corriente de agua y el de depósito, sirve de mecanismo de seguridad en caso de que falle uno de los sistemas.

CULTIVO EN AGUA (DWC)

Los sistemas DWC mantienen las raíces en un baño de solución oxigenada a base de agua y nutrientes. El sistema consiste en un contenedor sumergido que sujeta el tallo de la planta sobre el nivel del agua. Las raíces cuelgan dentro de la solución oxigenada, donde tienen total acceso al agua, a los nutrientes y al oxígeno que está disuelto en el agua. Esto provoca un crecimiento extremadamente rápido y buenos rendimientos.

Sistemas hidroponicos activos 02 Los sistemas DWC requieren del cultivador una fina sensibilidad respecto a las plantas. A diferencia de las mezclas de sustrato, que amortiguan los desequilibrios nutricionales, el entorno DWC se ve afectado de manera instantánea por los cambios del agua. Los efectos de estos cambios, ya sean útiles o perjudiciales, se hacen aparentes con mucha rapidez. Los jardineros experimentados "leen en la planta" para determinar la salud y las necesidades de ésta.

Si usas arlita, no drenes del todo la bandeja. Deja 2,5-4cmde agua en la bandeja. La arlita no retiene mucha agua, pero la absorbe segun sea necesario.

El denominador común de todos los sistemas DWC es un contenedor que alberga agua, en la cual descansan las raíces. El contenedor también da cabida a un medio hidropónico de cultivo, como son las bolas de arlita o los tacos de lana de roca, y lo sostiene encima del agua. La solución de agua y nutrientes del depósito se mantiene aireada usando piedras de aire, un circulador de agua o una cascada.

Los sistemas DWC se fabrican como contenedores independientes y como conjuntos conectados a un depósito central. Otros modelos circulan el agua mediante tubos que conectan unos contenedores con otros. Las plantas se sujetan en contenedores pequeños.

CÓMO CONSTRUIR UN CUBO DWC

EQUIPAMIENTO NECESARIO:

Cubo de 12-20 litros (mide el diámetro: la mayoría de los cubos estándar miden 29 cm de ancho)

Bandeja de drenaje para maceteros hecha de plástico duro que encaje en el cubo Contenedor de rejilla de 15-20 cm para albergar el medio de cultivo

Bomba de aire

Tubería de 0,6 cm

Piedra de aire

Calefactor de acuario

Arlita

Sistemas hidroponicos activos 03 Con la ayuda de unos alicates o una sierra de calar, corta un agujero en la bandeja de drenaje lo suficientemente grande como para que encaje bien la maceta de rejilla. Taladra un agujero en la bandeja lo bastante ancho como para que pueda pasar el tubo de aire de 0,6 cm.

Introduce el tubo por el agujero de la bandeja. Conecta una piedra de aire a la tubería que irá dentro del contenedor. Conecta una bomba pequeña de agua al otro extremo de la tubería.

Sitúa un calefactor pequeño para acuarios ajustado a 21 °C dentro del contenedor.

Encaja la bandeja en el contenedor. Coloca la maceta de rejilla en la bandeja y llénala de arlita.

Añade agua, dejando unos 10 cm para que haya aire. Conecta la burbujeadora y el calefactor.

 

SISTEMAS DE FLUJO Y REFLUJO

(Sistemas de inundación)

Los sistemas de flujo y reflujo son los primeros que vienen a la mente de la mayoría de la gente cuando se habla de hidroponía. Los contenedores o los tacos de roca están sobre una bandeja. La profundidad de ésta varía en función de la altura de los contenedores. El agua se bombea periódicamente hacia la bandeja. El medio de cultivo retiene humedad suficiente entre las irrigaciones para cubrir las necesidades de las plantas.

Los sistemas de flujo y reflujo son fáciles de construir, y su mantenimiento es bastante sencillo. Además, fomentan un crecimiento vigoroso. El flujo y reflujo puede utilizarse para irrigar tacos de lana de roca o cualquier otro medio de cultivo hidropónico.

Puede construirse un sistema simple y manual de flujo y reflujo empleando una bandeja de unos 15 cm de profundidad. Conecta un tubo flexible de 1,25 - 2,5 cm en el fondo, a uno de los lados. Este tubo servirá de drenaje.

Llena los contenedores de 20 cm de altura con uno de los medios recomendados para hidroponía, y sitúalos en la bandeja. También puede usarse lana de roca. Si cultivas plantas pequeñas, utiliza tacos de 10 cm. Si las plantas van a hacerse grandes, coloca primero una plancha de lana de roca, y ajusta el taco encima.

Sistemas hidroponicos activos 04 Para regar, sostén el tubo por encima de la bandeja para que no gotee. Vierte el agua del contenedor en la bandeja. A continuación, coloca el tubo por debajo de la bandeja para que el agua drene de vuelta al contenedor.

Si usas arlita, llena la bandeja la primera vez con agua hasta alcanzar 10 cm de altura, y déjala reposar. Si estás usando fibra de coco, musgo de turba, una mezcla de turba o perlita y vermiculita, llénala hasta 7,5 cm; en caso de que se trate de tacos de 10 cm de lana de roca, inunda la bandeja sólo hasta 5 cm. Añade más para mantener el nivel hasta que se sature el medio. Drénala dentro del contenedor usando el tubo flexible. Esto supone más de la cantidad máxima de solución de agua y nutrientes que será necesaria cada vez que se rieguen las plantas.

No drena tanto de vuelta como la cantidad que se vertió. El medio de cultivo retiene parte del agua. Las necesidades de irrigación de cada jardín difieren según el medio de cultivo, la temperatura del jardín y el tamaño de las plantas. Si el medio se nota húmedo, las plantas no precisan ser regadas.

Automatizar esta unidad no resulta dificil. El jardín se sitúa por encima del depósito. El agua se vierte en la bandeja a través de un tubo que está conectado a una bomba sumergible, la cual se encuentra debajo, en el depósito. Un temporizador de ciclos cortos y, de manera opcional, una válvula de flotación controlan la bomba. El drenaje de la bandeja está diseñado para desaguar

Una manera más científica de determinar si las plantas necesitan irrigación consiste en usar un medidor de humedad. Estos medidores pueden medir la disponibilidad de agua a distintos niveles del contenedor, dándote una mejor idea de lo que sucede.

lentamente en el depósito. Cuando la bomba se activa, el agua fluye hacia la bandeja más deprisa que el drenaje. El agua recirculante disuelve las sales secas y renueva el agua en el medio. Cuando la bomba se desconecta, el agua drena de vuelta al contenedor desde la bandeja.

Sistemas hidroponicos activos 05 Instalar un rebosadero en el nivel máximo de agua evita que se inunden las plantas y demás accidentes. Resulta necesario si la desconexión de la bomba está controlada por un temporizador en vez de por una válvula de flotación.

EQUIPAMIENTO NECESARIO PARA UN SISTEMA AUTOMATIZADO DE FLUJO Y REFLUJO

Bandeja para contener los tacos de lana de roca o las macetas

Lana de roca u otros contenedores de cultivo

Medio de cultivo (si se usan macetas): arlita, vermiculita y perlita, o mezcla de musgo de turba

Temporizador de ciclos cortos

Válvula de flotación (opcional)

Bomba sumergible

Tubería

Pueden conectarse varios jardines de flujo y reflujo a un depósito central usando una bomba para cada jardín. El agua gastada puede reemplazarse de manera automática desde un depósito de reserva.

Los kits y componentes para sistemas de flujo y reflujo están disponibles a nivel comercial. Los sistemas listos para su uso son convenientes, fiables y tienen limadas todas las asperezas con las que puede encontrarse una unidad de fabricación casera. Los componentes para hacer tú mismo un sistema están disponibles en las tiendas de materiales y en los centros de jardinería de interior.

 

SISTEMAS DE GOTEO

El riego por goteo funciona suministrando agua lentamente al medio de cultivo o a la tierra usando un emisor que se encuentra al final del conducto de riego. Los emisores están fabricados para proporcionar agua a un ritmo determinado, como 3,5 litros por hora. El sistema consiste en una bomba sumergible que envía agua desde un depósito hasta un tubo flexible que se extiende a lo largo del jardín. A la tubería principal, se conectan tubos tipo espagueti mediante conectores que se introducen en la línea principal y que encajan en el conducto de menor tamaño. Al otro extremo, se conecta un emisor que va montado en una estaca para fijarlo en el contenedor o en el bloque de cultivo.

Sistemas hidroponicos activos 06 Cada contenedor o cada bloque de lana de roca está cubierto por su propio emisor. Las plantas de distintos tamaños pueden obtener la cantidad apropiada de agua mediante el uso de goteros con caudales diferentes o empleando varios emisores. Los aros de goteo proporcionan agua de manera circular, alrededor del contenedor, en vez de en un sólo punto. Suponen una forma más eficiente de regar, y son especialmente útiles cuando se usa arlita. Casi todos los sistemas hidropónicos de goteo recirculan el agua, por lo que incluyen un depósito para recoger el agua de drenaje.

Los emisores de goteo se usan más en sistemas de lana de roca, pero también funcionan bien con fibra de coco, perlita y vermiculita, musgo de turba y arlita.

CONSTRUCCIÓN DE UN SISTEMA DE GOTEO EQUIPAMIENTO NECESARIO PARA SISTEMA DE GOTEO #1

Mesa o estructura con base resistente, como tablero de 1,27 cm Plástico corrugado (disponible en tiendas de materiales para reformas y construcción) Conducción hecha de canaleta de lluvia para recoger el agua de drenaje del plástico corrugado Lana de roca o contenedores de cultivo Cubo para servir como depósito temporal Bomba sumergible que suministre agua a los emisores de goteo Tubo tipo espagueti desde la bomba hasta el área del jardín Emisores de goteo Conectores desde la línea principal Punzón Depósito Cubo de recogida Bomba de desagüe Regulador de presión (opcional) Filtro (opcional) Resulta sencillo montar un sistema de riego por goteo usando una mesa resistente o construyendo una estructura de madera similar a dos caballetes. Las estructuras también pueden hacerse con estanterías metálicas o con tubería de PVC. Si usas una estructura, coloca una plancha de tablero de 1,27 cm de grosor a modo de superficie. Añade una ligera inclinación del 2,5%, 2,5 cm en 101 cm, para que el agua pueda drenar con facilidad. Extiende un trozo de plástico corrugado sobre la superficie para que el agua corra por las conducciones para drenar.

Instala una canaleta de drenaje a lo largo del lateral de la mesa o estructura. Esta conducción se hace con canaleta de plástico para la lluvia. Prepara un contenedor al final de la canalización para recoger el agua de drenaje.

Pon los contenedores o la lana de roca sobre el plástico corrugado.

Monta el sistema de goteo usando un depósito temporal, como puede ser un cubo de plástico.

Primero, conecta la tubería a la bomba sumergible. Pon la bomba en el depósito temporal e instala la tubería a través del centro del jardín.

Sistemas hidroponicos activos 07 Instala los tubos tipo espagueti. Primero, mide la longitud necesaria para cada tramo de espagueti, y corta el trozo del rollo. Encaja el conector en el tubo tipo espagueti. Encaja el emisor al otro lado del tramo. Abre un agujero en la tubería principal con el punzón incluido en el equipamiento para el riego con goteo. Introduce el conector en la tubería principal y fija el emisor en la lana de roca o en el contenedor. Repite con cada bloque o contenedor.

Los sistemas más sofisticados emplean reguladores de presión y filtros; opciones que son muy recomendables.

Los sistemas automatizados miden constantemente los nutrientes y el pH del agua, y hacen los ajustes necesarios.

Estos sistemas están diseñados para invernaderos y jardines comerciales más que para jardines pequeños.

Los aficionados que tengan soltura con los ordenadores podrían estar interesados en artículos sobre cómo diseñar tu propio controlador informatizado de pH y nutrientes.

Para determinar el tamaño del depósito pon en funcionamiento el sistema con los emisores drenando directamente en el plástico.

Mide la cantidad de agua que se emite en un minuto. Si es posible, utiliza esa cantidad multiplicada por 100. Si el depósito resulta excesivamente grande por alguna razón, elige el depósito más grande que puedas. Cuanto menor sea el tamaño del depósito, más mantenimiento hará falta.

Sitúa un cubo de recogida al final de la mesa para contener el agua que se vierta desde la canaleta de drenaje. Pon una bomba de desagüe en el cubo de recogida. Como alternativa, puedes idear un sistema de drenaje que haga volver el agua directamente al depósito.

El agua se bombea de vuelta al depósito. Coloca la bomba en el depósito, y el sistema ya estará listo para empezar a funcionar.

SISTEMA DE GOTEO #2 (PARA LANA DE ROCA)

EQUIPAMIENTO

Mesa resistente o estructura con superficie

5 canaletas de plástico: corta cuatro

canaletas de 243 cm, y una de 122 cm

Adhesivo de silicona y/o cierres

4 topes

Cubo de recogida

Bomba de desagüe

Depósito

Bomba sumergible

Tubería

Tubo tipo espagueti

33 conectores

33 emisores de goteo

32 tacos de lana de roca de 10x 10x 10 cm

Jarra medidora

Este diseño sirve para crear un sistema que descanse sobre una mesa de 122 x 244 cm. Utiliza una mesa o una estructura que tenga una superficie resistente. Eleva un extremo de la mesa alrededor de 7,5 cm usando bloques o soportes para facilitar el drenaje.

Haz una marca cada 30 cm del ancho de 122 cm de la mesa. Sitúa una canaleta de 244 cm a mitad de camino entre una marca y otra. También puedes usar ocho canaletas de 122 cm que recorran el ancho de la mesa.

Fija las canaletas a la mesa con adhesivo de silicona. Si no resulta lo bastante fuerte, usa abrazaderas de metal y sella los puntos de sujeción con silicona. Cierra el extremo superior de las canaletas usando topes.

Instala una canaleta en la mesa o estructura para recoger el drenaje.

Pon dentro del depósito la bomba sumergible con el tubo conectado, y lleva el tubo hasta el jardín.

Coloca 8 tacos de lana de roca en cada canaleta.

Mide las líneas de goteo y corta los tramos.

Monta los conectores y los emisores en cada una de las 33 líneas de goteo a base de tubo tipo espagueti, y conecta éstas a la línea principal.

Fija un emisor en cada uno de los tacos.

El emisor de sobra se coloca en el sistema para hacer comprobaciones. Déjalo dentro de una jarra grande de medición para obtener una lectura exacta de la cantidad de agua que se emite.

Sin importar cuál de estos sistemas hidropónicos elijas, los sistemas son fáciles de hacer y mantener. Una vez que les cojas el tranquillo, probablemente quieras experimentar y añadir tus propias ideas y experiencias para desarrollar tu propio sistema.


Previous Next