TÉCNICAS DE MICROPROPAGACIÓN

 
 

técnica con la que se pueden conseguir plantas libres de virus si se cultiva inicialmente el fragmento de la yema correspondiente a los primeros dos mm, donde reside el meristemo primario que da lugar al crecimiento de nuevos brotes. Se suele adicionar al medio alguna auxina y alguna cito-quinina como la zeatina en la etapa de establecimiento del cultivo, para luego en la siguiente etapa, eliminar comple­tamente la auxina y aumentar la concen­tración de citoquinina para contrarrestar la dominancia apical y conseguir la rami­ficación por el crecimiento de brotes laterales. Con ello se consigue un mayor número de brotes y yemas que poder subcultivar.

Cultivo de nudos. En este otro caso se emplean vástagos con una o varias yemas laterales y se cultivan sin ramifi­car durante la etapa de establecimiento hasta que tienen entre 5 y 10 cm de lon­gitud. En la siguiente etapa se pueden cultivar los vástagos horizontalmente para que sus yemas crezcan de forma vertical o se pueden dividir en secciones nodales que serán subcultivadas indi­vidualmente, retirando normalmente las hojas. En este tipo de cultivo si se requieren reguladores de crecimiento, se utilizará una mezcla de auxina y cito-quinina en ambas etapas. Como en este caso lo que interesa es la elongación de los tallos, se puede añadir una giberelina como el ácido giberélico para fomentar la separación internodal.

CULTIVO IN VITRO 05Inducción directa de vástagos adven­ticios. Con esta técnica se puede inducir la formación de vástagos sobre seg­mentos de varios órganos: hojas, tallos raíces. A este proceso se le denomina organogénesis y es muy dependiente del genotipo de la planta madre. En estos cultivos se utiliza habitualmente una mezcla de giberelina con citoquini­na y puede aparecer algo de callo junto al órgano, que deberá desecharse al hacer los siguientes subcultivos, en los que se utilizará cualquier porción del explanto en el que se puedan inducir vástagos nuevamente.

Inducción indirecta de vástagos adventicios. En este caso se induce la formación de callo en el explanto primario y se reproduce el mismo para posteriormente formar nuevos vástagos sobre él en un proceso denominado morfogénesis. Para ello se selecciona y reproduce la parte de callo que sea morfogénica, que suele tener una con­sistencia granular. Esta capacidad mor­fogénica suele perderse con el tiempo. Con este método existe un mayor riesgo de cambios genéticos, hecho que se conoce como variación somaclonal.

Inducción indirecta de embriones somáticos. Consiste en la formación de embrioides a partir de callo embriogé­nico, que tiene una consistencia nodu­lar y se puede inducir a partir de tejidos meristemáticos jóvenes cultivados en un medio con alta concentración de auxina. Posteriormente para inducir el desarrollo CULTIVO IN VITRO 06embrionario se va reducien­do paulatinamente la concentración de auxina del medio de los siguientes subcultivos y se le añade una fuente de nitrógeno reducido como amonio aminoácidos, para luego inducir la maduración de los embrioides en un medio con ácido abscísico y alta con­centración de azucares, que inhiben la germinación precoz y favorecen la acumulación de reservas. Estos embrioi­des pueden ser encapsulados con una cubierta de pectato cálcico para formar semillas artificiales.

Inducción directa de embriones somáticos. Consiste en la formación de embrioides a partir de tejido de plántu­las como el hipocótilo o los cotiledones y es una técnica muy poco utilizada por­que funciona en muy pocas especies.

  • micropropagacion marihuana
  • micropropogacion de plantas
  • crecimiento de creepy
  • micropropagación cannabis
  • micropropogacion de canabis
  • micropropagacion de cannabis

More from our blog

See all posts
 
No Comments